Lo que Creemos

Creemos en Dios como único y soberano creador, quien existe en tres Personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios y la más segura revelación de Él, Su carácter y completo plan, como también la regla infalible en la que basamos nuestra fe, conducta y doctrina. (2Tim. 3:15-17; 1Tes. 2:13; 2Pe. 1:21).

Creemos que Jesucristo es el Hijo de Dios, quien fuera engendrado por el Espíritu Santo y nacido de una virgen. Él vivió una vida sin pecado, demostrando en palabra y obra el poder y autoridad de Dios. Murió en expiación por el pecado del hombre, resucitó y está sentado a la diestra de Dios como nuestro Mediador y Sumo Sacerdote.

Creemos que el pecado nos ha separado a todos de Dios, y que sólo a través de Jesucristo podemos ser reconciliados con Él. (Rom. 3:23; 6:23; 5:10, 11; Col. 1:20, 21).

Creemos que la salvación es provista por Dios a la humanidad sólo por gracia y no por obras; a través de la fe en la victoria de Cristo Jesús en la cruz. (Efe. 2:8, 9).

Creemos que el Espíritu Santo fue enviado por Dios el Padre y el Hijo para continuar la obra que él comenzó en Pentecostés, empoderando a los creyentes para perpetuar la obra de Cristo Jesús. (Jn. 14-16; Hechos 2; 1Co. 5:16-21).

Creemos que La Iglesia es el Cuerpo de Cristo y Templo de Su Espíritu. Cada creyente, nacido de nuevo, es parte integral de ella, y todos en su diversidad, con designaciones divinas para impactar al mundo con las Buenas Nuevas de Cristo. (1Co. 3:16, 17; 1Tim. 3:15; 1Pe. 2:5, 9).